domingo, 26 de marzo de 2017

El feedback: una herramienta para integrar la brecha multigeneracional en las empresas




Cada búsqueda laboral promovida por una empresa recibe como respuesta una gran cantidad de currículums. Aparecen decenas, cientos o hasta miles de postulantes, dependiendo del prestigio de la organización y del tipo de trabajo solicitado.

Al finalizar el proceso de selección, hay un candidato que consigue el empleo, mientras que el resto de los aspirantes que están fuera de carrera difícilmente saben por qué fueron descartados para ocupar el cargo.

Una nueva generación de profesionales, denominada comúnmente “Millennials”, gana influencia en el mercado laboral con un interrogante abiertamente cuestionador: ¿Por qué no me eligieron?

La pregunta no encubre una exigencia o reclamo caprichoso, sino una sincera demanda para entender cuáles son las propias carencias o debilidades: ¿me falta experiencia laboral? ¿Necesito más conocimientos de idiomas? ¿La búsqueda requería aptitudes más senior? ¿Mi perfil no encaja con la cultura de la empresa?

Los directivos de Recursos Humanos frecuentemente no entienden este pedido de los jóvenes, o bien a veces no saben cómo responder a ese deseo, reseñó Matías Badano, director de Foster Jobs.

Dar una devolución a un gran número de personas no es tarea sencilla, sobre todo si al hacerlo no existe un beneficio aparente para la organización.

Pero ese beneficio efectivamente existe, porque por más que las empresas renieguen por las condiciones impuestas por los “Millennials”, lo cierto es que necesitan de su mano de obra.

Los “Millennials” rechazan las estructuras establecidas por considerarlas obsoletas. En tanto, los mayores lo perciben como una falta de compromiso.

Con el correr de los años esto se va a acentuar cada vez más, en la medida que nuevos jóvenes emerjan como gerentes y líderes en puestos estratégicos de trabajo.

Afortunadamente, la tecnología permite acortar los caminos. Mediante el desarrollo de aplicaciones y plataformas tecnológicas prácticas, las empresas pueden agilizar el proceso y satisfacer la necesidad de feedback que tienen los millennials, a la vez que pueden aprender más y mejor de las necesidades de esos aspirantes al empleo.

El intercambio generacional en las organizaciones a veces trae tensiones como consecuencia de prejuicios y mala información.

Mientras que los jóvenes rechazan las estructuras tradicionales por considerarlas obsoletas o anticuadas, los mayores sienten que a los más chicos les falta compromiso, que quieren todo en lo inmediato y que no saben “hacerse de abajo”.

Quizás haya algunas cuestiones que sean ciertas. Pero también pueden construirse puentes de comunicación y feedback, para achicar esa brecha generacional que hoy genera daños. Así podremos convivir todos con algo más de armonía dentro de las empresas.

sábado, 18 de marzo de 2017

Las claves para el éxito según Michael Bloomberg




Nieto de inmigrantes rusos y lituanos e hijo del contador de una empresa de productos lácteos, fue despedido antes de cumplir 40 años. No obstante, Michael R. Bloomberg perseveró para convertirse, según la lista más reciente de la revista Forbes, en la octava persona más rica del mundo. Alcanzó su éxito sin tener un plan maestro.

En retrospectiva, su evolución no fue casualidad. Pasó de ser Scout Águila, el rango más alto al que puede aspirar un explorador Scout a ser un graduado de la Universidad Johns Hopkins y la Escuela de Negocios de Harvard, así como operador de bonos y socio de Salomon Brothers, para después convertirse en fundador de una red de información de negocios que lleva su nombre. Además, fue alcalde de la Ciudad de Nueva York por tres mandatos seguidos.

Bloomberg, quien consideró brevemente postularse en la campaña presidencial estadounidense como candidato independiente el año pasado, dio algunos consejos a los estudiantes que buscan tener éxito en los negocios.

A qué universidad ir

Nadie recuerda a qué escuela fuiste. Tal vez te lo pregunten en tu primer trabajo, pero para el tercero ya no se acordarán de hacerlo. Más allá del nombre o prestigio de la escuela, es mucho más importante que vayas a un lugar en el que te sientas bien y que tenga académicos decentes. ¿Y los que dicen que no les alcanza para la universidad? Mis padres pidieron un crédito hipotecario y yo trabajaba todos los veranos en el estacionamiento de la facultad. Luego tuve suerte; tras el lanzamiento del Sputnik, el gobierno creó los préstamos de defensa nacional.

Decisiones fortuitas

Confieso que no tenía ni idea de qué haría. Entré a la universidad pensando que quería estudiar física, pero para ello tenía que estudiar alemán, así que me cambié a la facultad de ingeniería. La idea de ir a la universidad, en general, es que estés rodeado de varios conceptos, culturas y lugares, que obtengas un título y viajes por el mundo.

La maestría en Administración de Empresas importa, pero…

Lo más importante de estudiar es aprender a trabajar con los demás. No hay un solo trabajo que uno haga solo, y aprendí tanto de las personas para las que trabajé en Salomon Brothers, Billy Salomon y John Gutfreund, como en Harvard. A fin de cuentas, lo que necesitas son habilidades interpersonales. No importa si recuerdas o no que Cristóbal Colón llegó a América en 1492; los hechos que aprendes de memoria son irrelevantes.

Convertir la adversidad en una ventaja

En Salomon, me bajaron de puesto como jefe de negociación y venta de valores y me nombraron director del área emergente de sistemas de cómputo. Si no me hubieran despedido de Salomon, que se volvió parte de Citigroup, no habría recibido 10 millones de dólares de liquidación ni usado mi título de ingeniero eléctrico para comenzar mi propia empresa de tecnología de la información. Tampoco habría programado una terminal de cómputo para operadores de bonos. ¡Ahora estaría trabajando para mi novia, que es parte del consejo de administración de Citibank!

A quién le dan el trabajo

Me molesta que ahora, cuando uno habla con los jóvenes en las entrevistas de trabajo, invariablemente dicen: “Curé el cáncer; resolví conflictos en el Medio Oriente”.

Ahórrenselo. Es mejor: “No conocí a mi papá; mi mamá está en la cárcel porque vendía drogas. Trabajé tres turnos en McDonald’s”. Esa es la clase de gente que quiero —con la ética para cuidar de su familia— porque entonces cuidarán de los demás. Algunos de nosotros no tuvimos mucha inteligencia prenatal; sin embargo, nacimos e hicimos el intento, y tuvimos buenas posibilidades de sobrevivir. No soy el más listo de todos, pero nadie me gana cuando se trata de trabajar.

Además, los jóvenes de hoy presumen que han tenido cuatro o cinco empleos pocos años después de haberse graduado. Lo que muchos no hacen es hacer su mejor esfuerzo y quedarse en uno.

Qué habría hecho distinto

Pensando en cómo salió todo, nada.

domingo, 5 de marzo de 2017

3 Tips para evitar el desgaste en los negocios


El estrés es una pendiente resbaladiza. En un corto periodo de tiempo, se puede pasar de trabajar sólo unos minutos de más hasta varias horas extra, y aunque la dedicación no es algo negativo, la presión y el exceso de trabajo puede convertirse rápidamente en agotamiento. La Clínica Mayo define el agotamiento del trabajo como “un tipo especial de estrés que conlleva agotamiento físico, emocional o mental combinado con dudas acerca de su capacidad y el valor de su trabajo.” Los empresarios son particularmente susceptibles a este padecimiento, por eso es importante identificar sus síntomas y así evitar su impacto.

Cambiar el paisaje

El lugar tiene un impacto tremendo sobre la calidad de trabajo que haces y tu estado de ánimo general. Trabajando desde el mismo lugar, con la misma vista, durante las mismas horas, la probable sensación de monotonía puede conducir al desgaste.

Cuando sientas que tu entorno comienza a afianzarse, haz un esfuerzo para conseguir un cambio de escenario. A veces esto significa simplemente levantarse y trabajar desde un lugar diferente de la oficina; otras veces, implica dejar tu despacho y trabajar desde una cafetería. El cambio de escenario casi siempre alienta nuevos pensamientos e ideas, que te impiden caer en la rutina mental.

Encontrar una salida creativa

Gestionar una empresa puede ser estresante, aterrador y solitario. Incluso en individuos con grandes redes de apoyo y co-fundadores, puede ser difícil que encuentren una salida para despejarse de preocupaciones y, al reprimir las emociones, fácilmente pueden llegar a experimentar sentimientos de agotamiento. La escritura, sin embargo, es la salida perfecta para explicar, explorar, y digerir todo lo que tienes que enfrentar como empresario de una manera saludable.

Atención plena y práctica

Cuando las cosas empiezan a acumularse y los sentimientos de agotamiento se te vienen encima, recuerda que debes detenerte y ser consciente del momento presente. Es común que los sentimientos que estás experimentando estén relacionados con lo que piensas que podría suceder en el futuro, no con lo que estás tratando en el presente. La práctica de la atención plena y la capacidad de centrarse en el momento actual te pueden dar un respiro de las preocupaciones que te llevaron al desgaste.

Un reciente artículo de Harvard Business Review señala que se necesitan tan sólo seis segundos de meditación consciente para que los beneficios de enfocar tus pensamientos den resultado. Aquieta tu mente y alejate del interminable “qué pasaría si…” para centrarte en el presente y hacer frente a las tareas que tienes por delante de manera más eficaz.

La clave para manejar el desgaste y evitar sus peores efectos es detectar sus primeros síntomas y tomar medidas decisivas antes de que surjan. Cosas tan simples como cambiar la ubicación donde se elige a trabajar, escribir o ser consciente del presente puede marcar una decisiva diferencia.

domingo, 29 de enero de 2017

Cómo evitar ser manipulado, por Renny Yagosesky


Los seres humanos somos seres lingüísticos, que nos servimos del lenguaje para representarnos mentalmente la realidad, entendernos, apoyarnos, evolucionar y comunicarnos con nuestros semejantes.

Sin embargo, también podemos tomar el recurso del lenguaje para Nos comunicamos para, o para controlar, vencer, manipular y dominar a los demás con la mente puesta en obtener beneficios egoístas.

Manipular es inducir a las personas a hacer algo que nos interesa que hagan y que normalmente no harían. El manipulador busca dominar y controlar a otros, sirviéndose de estrategias como: la culpabilización, la amenaza, la indiferencia, la seducción, la racionalización, la ilusión o el engaño.

Con la culpabilización se busca que las personas sientan malestar por lo que hicieron o dejaron de hacer. Este mecanismo es usual en muchos jefes y también en padres, que maltratan emocionalmente a sus hijos cuando desean lograr que éstos hagan algo pero carecen de argumentos para persuadirlos.

Entonces critican y emiten frases como: “no sirves para nada”, “nunca debiste haber nacido”, “no haces lo que deberías hacer”, “mira como nos haces sufrir”, etc. Dentro de la estrategia de la culpa, está la lástima, que es terriblemente efectiva. Muchos desempleados, solitarios, enfermos y hasta enamorados, se apoyan en sus “limitaciones” para obtener de los demás algo que sienten que por sí solos no pueden proveerse. En vez de aprender a pescar, piden a través de la generación de la lástima.

Con la amenaza se busca generar miedo, a fin de que hagan lo que esperamos de ellos, so pena de recibir algún castigo, nuestro, de otros o del mismísimo Dios.

Otra ruta de manipulación es la indiferencia. Hay  padres que dominan a sus hijos quitándoles atención y cariño o enfriando las relaciones. Muchas mujeres se valen de la seducción y la complacencia para manipular, y  usan su poder sexual como arma de gratificación a cambio de que otro haga “lo correcto”. A veces se estila complacer repetidamente para luego “cobrar la factura” cuando sea requerido.

Un método de manipulación usado por los hombres es la racionalización. Se basa en el despliegue de intelectualizaciones exageradas que pretenden justificar ciertas conductas y evadir ciertos deberes o cambios.

¿Y cómo enfrentamos a los manipuladores? Para evitar la manipulación es recomendable:

– Acepte que la manipulación es real, existe y la usan a diario millones de personas

– Manténgase atento(a) para detectar las acciones de manipulación.  

– Aprenda a decir no o a posponer respuestas. Decir: “lo pensaré y después te respondo”, es un modo de evitar comprometerse y de salirse de trampas.

– Razone,  analiza y cuestiona las premisas y exigencias del manipulador, que suele intentar que no pensemos para dominarnos.

– Muestre autonomía, es decir, depender menos de otros para restarle oportunidad  de manipularnos.

– Establezca acuerdos, preferiblemente escritos al iniciar relaciones importantes.

– Conviértase en su propio juez, réstele valor a las opiniones críticas de los manipuladores culpadores.

– No revele informaciones privadas para evitar intromisiones ajenas.

– Aléjese de las personas impositivas y agresivas que no saben negociar y que manipulan frecuentemente.

– Evite convertirse en manipulador; sea asertivo y honesto.
Puede que al principio sienta usted incomodidad por decirla alguien lo que no le agrada o lo que espera de ellas, pero pronto verá que es lo mejor que ha hecho, pues reducirá la mínimo a los depredadores de las relaciones, los manipuladores. Gracias por leerme.

Dr. Renny Yagosesky
Ph.D en Psicología, Conferencista Internacional, Escritor

www.mundorennyy.com
Twitter e Instagram: @doctorrenny

domingo, 8 de enero de 2017

La visión del Brand Manager, ¿Qué supone gestionar una marca hoy en día?





Las últimas décadas del Siglo XX supusieron una auténtica época de bonanza para muchas compañías y el marketing  era  efectivo  con relativa facilidad.

La  situación actual ha transformado el entorno en un verdadero campo de batalla donde no es tan sencillo hacer marketing.  La concentración de la distribución, mercados hiperfragmentados y la reducción de competidores a la par que aumentan el número de marcas han dado lugar al entorno de complejidad en el que nos encontramos.

El porcentaje de nuevos productos abocados al fracaso, es mucho mayor.

La era digital ha llevado consigo la saturación publicitaria y fragmentación de los medios haciendo más difícil ganar espacio en la mente del consumidor, que ahora prefiere experimentar y dada la reducción en el ciclo de vida de los productos muestra un alta disposición al cambio.

En definitiva lo que trato de trasladarte es que ahora los mercados son muchos  más  competitivos,  algo  que  seguramente  supondrá una obviedad para quienes hagan navegar sus estrategias de marketing en estas aguas.

¿Qué papel juega el Brand Manager?

El marketing modifica su enfoque en los últimos años, y centra su atención en crear relaciones entre la marca y el consumidor, poniendo en al cliente en el centro de la estrategia.

El correcto desarrollo de la marca implica por tanto, a todos los miembros de  la  compañía.  Los trabajadores  ya no somos embajadores de marca, somos la propia marca y debemos tenerlo presente en cada momento de interacción con nuestro consumidor.

La posición del Brand Manager cobra fuerza y aumentan sus funciones, siendo un puesto que debe moverse de manera transversal entre los diferentes departamentos de la empresa. Una labor que corre el riesgo de verse diluida  entre os diferentes departamentos que participan y que no debemos cometer el  error de quitarle importancia.

A  continuación comparto contigo un pequeño esquema o infográfico que resume algunas de las principales funciones que debe  desarrollar en la actualidad el Brand Manager, como principal responsable de la estrategia de marca de nuestra compañía.

En ocasiones las limitaciones de nuestro tamaño como empresa, tiempos o preparación, nos impiden invertir en profesionales que ocupen este puesto.

Ante esta necesidad,una agencia de marketing puede aportarnos,  -a través  de  servicios de outsourcing-, una solución que nos permita evitar el abandono de nuestra estrategia de marcca y a su vez, optimizar costos.



Joan Costa/www.estrategiaynegocio.com

jueves, 29 de diciembre de 2016

10 películas de Oscar con inmobiliarios

 
La nominada a mejor película del año “The big short”, es el último ejemplo de cómo los conflictos del mercado inmobiliario, suponen una fuente inagotable de guiones de cine.

Mostramos 10 buenas películas; no todas han ganado un Oscar o ni siquiera han sido nominadas, pero en su trama, los agentes inmobiliarios y la gestión de activos inmobiliarios han tenido una gran relevancia.


Los Oscars inmobiliarios:

 

1- The Big Short


La crisis inmobiliaria y financiera de 2007-08 se refleja y explica en este film.

 

Constituye una auténtica guía y añade un glosario de términos financieros, explicados por personajes conocidos, como sub-prime, hipotecas basura, swap, Obligaciones de Deuda Colateralizada, Obligaciones garantizadas por hipotecas.

 

2- Glengarry Glen Ross


Esta adaptación del premio Pulitzer, realizada por David Mamet, muestra las consecuencias de una crisis económica anterior a la que tenemos más reciente.

Refleja un negocio altamente competitivo y el culto al éxito profesional, por encima de la ética.

La empresa inmobiliaria aparece dibujada como una jungla, habitada por unos comerciales amenazados de despido y decididos a conseguir clientes a toda costa.


 

3- American Beauty


Anette Bening y Peter Gallegher, interpretan a dos agentes inmobiliarios, la primera es la esposa del protagonista, que se lía con el segundo, el denominado en su zona como el “Rey Inmobiliario”.


 

4- 99 homes


El drama de los desahucios, representado por un padre de familia que trata de recuperar la vivienda, de moralidad discutible tras revertir su situación.

 

5- 5 Flights Up


Traducida como ¨Ático sin ascensor”, cuenta las peripecias de una pareja de la tercera edad que quiere vender su ático para comprar una vivienda más accesible.



Durante el proceso cuentan con la ayuda de una asesora inmobiliaria, que les indica cómo preparar la vivienda antes de la jornada de puertas abiertas y gestiona las ofertas de compradores.

 

6- Mr. Blandings Builds His Dream House


Comedia clásica protagonizada por Cary Grant, precursora de la más conocida e hilarante “Esta casa es una ruina”, con Tom Hanks.




 Los problemas de reformar una casa al gusto de sus nuevos compradores, tan caóticos como divertidos para los espectadores.

 

7- I love you, man


Otra comedia, en la que un exitoso agente inmobiliario busca un amigo para que sea su padrino de boda.

Un punto de vista cómico y dramático a la par sobre la dualidad personal y profesional de la forma de vida americana.

 

8- Pacific Heights


“De repente a un extraño” cuenta la relación de unos nuevos propietarios de una casa con su inquilino, el cual alquila la planta baja. Una auténtica pesadilla para los arrendadores.

 

9- Revolutionary Road


Sam Mendes retrata a una agente inmobiliaria, Kathy Bates, que gestiona la compraventa de la vivienda de la pareja protagonista, primero asesorando en la compra y luego en la venta, es dos fases muy diferentes de la relación afectiva entre Leonardo diCaprio y Kate Winslet.



10- The Descendants


La venta de una parcela en Hawaii es el hilo argumental de esta película protagonizada por George Clooney, en la que se tendrá que vérselas con su propia familia y con un grupo inversor inmobiliario, antes de tomar la decisión final.

lunes, 28 de noviembre de 2016

El reto de las empresas ante el desafío del mundo digital


Economipedia

La clave para sobrevivir en la era digital es renovarse y adaptarse al nuevo modelo de negocio. Gracias a Internet, a la tecnología móvil y al Internet de las cosas, la interconexión entre las personas, empresas y lugares está creciendo a ritmos imprevisibles.

Esta transformación digital ha hecho que aparezcan fenómenos como el big data, las redes sociales o el internet de las cosas. Estos factores están influyendo de manera positiva en la revolución digital. Según un estudio publicado por The Boston Consulting Group, las empresas que usan Big Data incrementan un 12% más sus ingresos con respecto de las empresas que no lo utilizan.

¿Qué sucede con el modelo de negocio empresarial?

La aceleración del cambio tecnológico afecta a todos los sectores, es por ello que las empresas deben reformular un nuevo entorno empresarial, es decir, un nuevo modelo de negocio. Este nueva estrategia a seguir se debe adaptar al nuevo cliente, que está cada vez más conectado a Internet y por lo tanto tiene un mayor acceso a la información. Hoy en día ya podemos comprobar como carpinteros, albañiles, peluqueros,entre otros, ofrecen sus servicios por Internet, como personas desempleadas crean un vídeo de su currículum y lo publican en los portales de empleo o como las empresas responden a las consultas o reclamaciones por redes sociales.

¿De qué manera influye esto a las empresas?

Si los usuarios reciben cada día más información, las empresas tendrán que luchar por ser la mejor empresa. Sin embargo, con eso no será suficiente y las empresas deberán también ofrecer una mayor atención al cliente que ayude a potenciar y favorecer la relación con el mismo. Así pues, este nuevo entorno exige una mayor participación e innovación continua por parte de la empresa para convertir sus servicios en experiencias únicas.

Esta era de la digitalización abre puertas para conocer mejor a los clientes, saber cómo vive la gente y qué necesita, permite innovar en nuevos productos y servicios, en nuevas formas de comunicación y bases de datos para gestionar toda la información tanto de los clientes como de las empresas competidoras.

Además, con estas mejores las empresas pueden expandir la presencia de su marca en la red, incrementar la relación con los clientes y así darse a conocer más rápidamente. Los usuarios están cada vez más conectados a Internet y por lo tanto, sería la vía más efectiva para llamar la atención de los mismos.

En definitivas, en esta nueva era, no sobrevivirán las empresas más grandes sino aquellas que se adapten a este nuevo escenario digital y que por lo tanto, podrán incrementar sus beneficios.