domingo, 29 de diciembre de 2013

Las 10 lecciones que aprendimos sobre la economía en 2013, 5 riesgos que los mercados enfrentarán en 2014




Las 10 lecciones que aprendimos sobre la economía en 2013



La revolución energética de EE.UU., el desarrollo del Viejo Continente y el final del ciclo de materias primas marcaron este año lo acontecido en el terreno económico.





El experto del banco estadounidense USTrust Joseph Quinlan presentó la lista de las 10 lecciones más importantes que aprendimos sobre la economía y los mercados este año, que fue publicada por el portal Business Insider.


1. No luches contra el Sistema de Reserva Federal de EE.UU. (Fed) ni contra otros bancos centrales


Los inversores en 2013 sin duda han aprendido una lección importante: no hay que cruzarse en el camino de los bancos centrales dispuestos a inundar los mercados de capitales con liquidez a través de tasas de interés muy bajas y políticas monetarias no convencionales.


No obstante, tampoco hay que estar al margen, ya que el dinero “fácil” de la Fed y otros bancos centrales (especialmente el Banco de Japón) inflaron los precios de diferentes tipos de activos, mientras que los inversores en busca de altos ingresos empezaron a utilizar tipos más arriesgados de activos.


2. Los rumores sobre la ‘muerte’ de los mercados de valores son exagerados


En los últimos años, los inversores han escuchado y leído mucho sobre la ‘muerte’ de los mercados de valores. Y realmente después de la caída del mercado a principios de 2009, los expertos hablaban de algunos activos como si fueran algo del pasado calificándolos de “basura” y considerándolos “demasiado arriesgados”.


Dicha opinión ha provocado que el crecimiento en el mercado se convierta en el escenario económico más indeseado de la última década. Sin embargo, en 2013 se llegó a otra conclusión: las informaciones sobre la ‘muerte’ de los mercados de valores son muy exageradas. En los primeros diez meses de este año, los fondos de valores se incrementaron en 134.000 millones de dólares, según Investment Company Institute. Los flujos del capital, a su vez, han ayudado a impulsar los principales índices estadounidenses a máximos históricos este año (nominalmente) y han propulsado índices más altos en todo el mundo.


3. Los bonos no son para siempre



La consecuencia de la mayor demanda de acciones es la caída de la demanda de bonos, incluso después de que los inversores introdujeran cerca de 1.000 billones en fondos de inversión en bonos en el período de 2009 a 2012.



Los bonos están experimentando sus peores momentos desde el pasado mayo, inmediatamente después del anuncio del presidente de la Fed, Ben Bernanke, sobre el desmantelamiento del programa de compras mensuales de bonos por valor de 85.000 millones de dólares. A mediados de noviembre, el índice global de bonos de EE.UU. cayó un 1,4% (por primera vez desde 1999).



4. La economía de EE.UU. sigue siendo la más fuerte en el mundo



Durante el período posterior a la crisis, muchos expertos hablaban de la decadencia económica de EE.UU. Pero el año 2013 mostró que la economía del país norteamericano todavía sigue siendo la más dinámica y competitiva en el mundo, según afirma Quinlan. Este año EE.UU. experimentó el mayor crecimiento económico entre los países desarrollados e incluso por encima de grandes economías en desarrollo (por ejemplo, Brasil).


5. La revolución energética en EE.UU. es una realidad



En 2013, Washington logró fortalecer su independencia energética. En octubre, la producción de petróleo en el país superó el volumen de las importaciones del ‘oro negro’ por primera vez en 19 años. Actualmente el índice de producción de petróleo a la semana es un 17,5% más que el del año anterior y un 56,1% más que en 2007. La tasa de la producción de gas natural es 27,8% superior a la de 2007 y algunos expertos del país norteamericano creen que para el año 2016 EE.UU. podría convertirse en el mayor productor de petróleo del mundo, superando a Rusia y Arabia Saudita.



6. El Viejo Continente está vivo y se está desarrollando


A pesar de los numerosos comentarios pesimistas de economistas sobre Europa y Japón, estos países se han recuperado de la crisis y comenzaron a avanzar. La economía japonesa en 2013 creció un 2%, mientras que el índice Nikkei este año se elevó un 48,3%, conviertiendo así el mercado de valores japonés en uno de los más productivos del mundo. Con respecto a Europa, en el segundo trimestre de 2013 el Viejo Continente salió oficialmente de la recesión.


7. Las leyes de “la gravedad económica” se aplican también a China


Los inversores han aprendido este año que ni siquiera China es inmune a las leyes de la gravedad económica, indica Quinlan, y finalmente admitieron que el país asiático ya no puede crecer un 10% al año. Actualmente, China se encuentra en una encrucijada económica, en un proceso de transición del crecimiento impulsado por las exportaciones y la inversión y el consumo, hacia el crecimiento basado en los servicios.


8. Los mercados emergentes todavía no han llegado a su mejor momento


En 2013, se registró cierta desaceleración en las economías emergentes y al mismo tiempo la aceleración de EE.UU., Europa y Japón. Asimismo, según predice Quinlan, en 2014 la cuota combinada de EE.UU., el Reino Unido, Alemania y Japón en el PIB mundial superará la de los países del BRICS.


9. Se completó el ciclo de las materias primas 



Hasta hace poco la agricultura era más rentable que el sector bancario, algo que se explicaba con la alta demanda de productos agrícolas en los mercados emergentes. La industrialización a gran escala, las infraestructuras, el surgimiento de la clase media y el aumento del nivel de vida en los países del tercer mundo conllevaron un aumento de la demanda de materias primas: hierro, soja, trigo, zinc, plata, entre otras.



Por lo tanto, los inversores desembolsaron miles de millones de dólares en el sector de los productos básicos. Pero todos los ciclos tarde o temprano tienen que terminar. De acuerdo con el informe del experto de USTrust, los precios de las materias primas siguieron disminuyendo en 2013 por tercer año consecutivo.


10. El mercado inmobiliario es impopular sólo por un corto periodo de tiempo



El mercado inmobiliario estaba en medio de la crisis financiera en los años 2008 y 2009, por lo que algunos analistas económicos empezaron a hablar sobre la inminente disminución de su popularidad en los próximos años. Pero en 2013 las ventas de viviendas y los precios inmobiliarios subieron con fuerza en todo el mundo. El número de transacciones en el mercado inmobiliario mundial (en Londres, Tokio, Estambul y Singapur) alcanzó el nivel de finales de 2007.




5 riesgos que los mercados enfrentarán en 2014


Publicado en Destacados, Opinión



HSBC, una de las mayores organizaciones de servicios bancarios y financieros del mundo, destacó diez riesgos que pueden tener efecto en los mercados el año que viene.






La entidad puntualizó que si bien existe consenso sobre la recuperación económica en 2014, los inversores deben seguir siendo conscientes de las amenazas latentes. Los escenarios que analiza el HSBC giran sobre cuatro aspectos principales: la incertidumbre sobre la actuación de la Fed, la situación de los mercados emergentes, los riesgos en los mercados desarrollados y la deflación.


El sitio Expansión.com enumeró los riesgos que vislumbra esta entidad para 2014 e InversorGlobal seleccióno los 5 más relevantes. A continuación, descúbralos:


Retirada de estímulos de la Fed sin una fuerte recuperación


HSBC destaca que “la Reserva Federal ha sufrido de un persistente sesgo de optimismo en los últimos años, y que con demasiada frecuencia ha realizado la previsión de fuertes recuperaciones que, al final, no se materializaron”. El informe explica que cuando el QE1 y QE2 (los programas de compras de bonos de la Fed) terminaron, el impulso económico se desvaneció y el riesgo es que 
ahora vuelva a ocurrir lo mismo.


La Fed se ve obligada a aumentar el QE


HSBC también ve como un riesgo que la Fed se vea obligada a ampliar su plan de compra de bonos para sostener la economía. El informe explica que el organismo tomaría esta decisión si, una vez más, el contexto económico es peor de lo que se preveía y asegura que las deficiencias estructurales que existen en muchas partes del mundo pasarían a estar más expuestos con las primas de riesgo al alza y un mayor riesgo de otra recesión.


Los Quantative Easing conducen a la inflación


La inyección de dinero puede conducir a la inflación, si bien de momento, eso no ha ocurrido HSBC asegura que “no significa, sin embargo, que los QE no puedan provocar inflación en el futuro”. El informe explica que la principal causa que puede elevar la inflación es que bancos aumenten el crédito y disminuyan su apetito por bonos soberanos.


Aterrizaje forzoso en China


El documento explica que China tiene todavía un gran potencial de crecimiento y ha superado debilidades ligadas a la mala asignación del crédito y al papel dominante de las empresas de propiedad estatal. Sin embargo, no descarta una etapa de debilidad grave en China, con un crecimiento muy por debajo del umbral del 7%, considerado necesario para evitar la angustia rural.


Crisis en la cuenta corriente de los emergentes


“Si bien seguimos siendo optimistas con las perspectivas de crecimiento a largo plazo, somos plenamente conscientes de que algunos países emergentes sufren de fractura financiera ocasional”, asegura HSBC. “Una causa común es una repentina incapacidad para financiar grandes déficits de cuenta corriente, ya sea debido a un cambio en las condiciones financieras en el mundo o por un repentino deterioro de las perspectivas de crecimiento doméstico”, añade el informe.



No hay comentarios:

Publicar un comentario